DESTRUIRSE PARA RESURGIR

DESTRUIRSE PARA RESURGIR

]o la verdad es que soy más de salado que de dulce, aunque estoy escribiendo con un café con leche en la mesa (en taza de muñeco de nieve y con azúcar), y a esto le acompañan unas “pelotillas” de chocolate con caramelo, almendras y copos de maíz que venden en flying tiger. Pero yo soy más de salado, que conste, aunque de vez en cuando el cuerpo me pide moño, calcetines, gafas, casa y algo dulce para acompañar.
Suena la carpeta “Hits Acústicos” de spotify, en concreto “Jolene”, un live de “The Staves”, huele a palo santo, y la luz de mi lámpara de sal es la única que está encendida. He conseguido hacer del cuarto de casa de mis padres un hogar, y últimamente me siento genial en mi pequeño universo, aunque me ha costado después de haber estado viviendo fuera tanto tiempo. Es jueves, son las 19:18 y la verdad es que me hubiera gustado tener la fuerza de voluntad de ir al gimnasio, pero no, hoy necesitaba mimo casero con Camila (mi gata persa). A veces hay que cuidar también la salud mental tomándote un café contigo mismo.

El otro día comiendo con una amiga reflexionaba sobre qué escribir en el blog cuando me desnude por dentro. Al final, la realidad no es como en “Sexo en Nueva York”, si escribo de mis amigas, de sus líos y de mis ex, sé bien que pueden llegarme audios de reproche, encima ahora también por Instagram, o cosas peores que algo a lo que poder dar pause. Pero, ¿Y qué? Al final, la vida que vivimos no es la única que nos hace reflexionar, así que de antemano pido perdón por las cosas que aquí se expongan, porque no pretendo hacer sentir mal a nadie ni desvelar identidades secretas, es más, a los que os toque el alma, los protagonistas de algunas de mis reflexiones, os invito a crecer, a la digievolución, a que debatamos aquí públicamente lo que ego corazón y razón opinan, suena divertido en realidad, pero no se si os atreveréis. Hay que destruirse para resurgir, y no todos estamos preparados para eso.

Mi 2018 ha sido un año de mierda. Digo esto sonriendo e inmersa en un trabajo personal que me ha hecho tocar fondo y del que no puedo estar sacando cosas más positivas. Lo que os decía, destruirse para resurgir. Así que gracias Yara, por este aprendizaje, por haber reconciliado a la razón y al corazón, que ya no se hablaban, por haber sido paciente y por saber esperar después de un año completo sin trabajar en lo que te apasiona, por haber disociado la imagen de tus ex de tu precioso concepto de amor verdadero, por sonreír frente a cualquier adversidad, por haber sido clara con esas personas que no te aportaban nada, por haber dicho ese: “Ya no te quiero” tan sanador, gracias, por haber definido tu gran sueño y por tu compromiso en buscar a partir de ahora no las cosas que te gustan, sino aquellas por las que sientes AMOR.

Este año, cuando me coma las uvas, a la primera persona que abrazaré será a mi misma.

Y.

6 Comments

  1. Iván Márquez dice:

    Que bien escribes, me ha gustado mucho, un beso Yara bella

  2. Iván Márquez dice:

    Que bien escribes, me ha gustado mucho, es necesario escribir, te sale del alma todo lo que sientes, un beso bella

  3. Mattia dice:

    Ciao yara mi farà piacere parlare con te in questo blog

  4. Nancy dice:

    Hola, Yara. Al volver a controlar este texto varias veces, noto tu tristeza, aunque siempre pareces sonriente. Lamentablemente, la vida no es fácil. Hay más pasos para bajar que para escalarlos. La esencia que nunca debes abandonar es el amor, el amor que tienes por todos tus seguidores. Incluso si, por el momento, no practicas tu profesión, nuestro calor no lo hace. Intenta ser siempre optimista y siempre ver el vaso medio lleno, esto te ayudará.
    Me gustaría hacerle una pregunta, si no soy indiscreta, ¿ha pensado en cambiar de gerente o ponerse en contacto con otro? ¿Por qué no lo intentas?
    En cuanto al amor, todo tiene su propio tiempo y seguramente encontrarás a tu príncipe que te hará feliz. Felicitaciones por un año lleno de satisfacciones.

  5. Maria isabel dice:

    Muy bien comienzo de blog. Has conseguido atraer mi atencion,que de eso se trata.

  6. Natalia dice:

    Me encanta leerte. No había leído este blog, pero me haces reflexionar y aprender a la vez. Mi 2018 tampoco ha sido nada bueno, pero me alegro de que hayas podido elegir y saber con que quedarte y con que no, y de que hayas aprendido poco a poco a quererte más a ti misma. Eres única, y pienso que el 2019 va a estar lleno de cosas buenas para ti, porque te lo mereces, mucho.
    Te quiero ❤️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *